Tipos de baterías para RadioControl

Tipos de baterías para RadioControl

Para alimentar aparatos de Radiocontrol encontramos cuatro tipo de baterías:

1. NiCD (Batería de Níquel Cadmio)

2. NiMH (Batería de Níquel Metal Hidruro)

3. IonLitio (Batería de Iones de Litio)

4. LiPo (Batería de Polímero de Litio)

Ahora vamos a explicar en qué se diferencian, características, ventajas e inconvenientes:

NiCD – Batería de Níquel-Cadmio

Este tipo de batería, de uso doméstico e industrial, cada vez se usa menos por el efecto memoria y al cadmio, material muy contaminante.

Batería de NiCD

Las baterías de Ni-CD dan un potencial de 1,3V y su ciclo de carga oscilan entre 1.000 y 1.500 ciclos.

La carga de la batería debe realizarse a intensidad constante, y una temperatura de entre 5º y 25º, que es normalmente la intensidad nominal aunque puede realizarse también a intensidades distintas. No es recomendable la carga con una intensidad nominal inferior si la batería está completamente descargada, en este estado si se puede cargar con una intensidad nominal mayor.

Se aconseja evitar la sobrecarga en el tiempo de carga ya que el calor provocado puede dañar la batería.

NiMH – Batería de Níquel Metal Hidruro

Este tipo de batería usa un ánodo de oxihidróxido de Níquel (NiOOH), como en la batería Ni-CD, pero el cátodo es una aleación de hidruro metálico. Esta aleación permite eliminar el cadmio, muy caro y muy contaminante para el medio ambiente.

La capacidad de carga es dos o tres veces superior y tiene un efecto memoria menor.

En el año 2005 se desarrolló un batería de baja descarga (LSD), alargando la vida útil sin dañarla por desuso.

Cada pila de Ni-MH puede proporcionar un voltaje de 1,2 voltios y una capacidad entre 0,8 y 2,9 amperio-hora. Su densidad de energía llega a los 80 Wh/kg.

Batería de NIMH

Como ventajas fundamentales, las baterías de NiMH tienen una mayor densidad de carga (capacidad / peso superior, aprox. 40%-70% más capacidad); no contienen Cd (tóxico) y aparentemente no tienen efectos de pérdida de capacidad por mal uso, o de formación de dendritas. Como inconvenientes, tienen una resistencia interna superior que limita su uso en aplicaciones de alta potencia. Es cierto que han aparecido nuevos tipos en el mercado, que prácticamente igualan en capacidad de descarga a las celdas del mismo tamaño de NiCd. Otro inconveniente es que no admiten una carga tan rápida como las de NiCd, bajo riesgo de deteriorarlas.

IonLitio – Batería de Iones de Litio

La batería de Iones de Litio, es un dispositivo diseñado para almacenamiento de energía eléctrica que emplea como electrolito una sal de litio que procura los iones necesarios para la reacción electroquímica reversible que tiene lugar entre el cátodo y el ánodo.

Batería de Iones de Litio

La aparición de las baterías de Litio-Polímero revolucionaron, el vuelo eléctrico. Estas baterías tienen una densidad de energía de entre 5 y 12 veces las de Ni-Cd ó Ni-MH, a igualdad de peso. En modelos eléctricos, esto ha supuesto un aumento en la duración de los vuelos de, típicamente 5-10 min. con Ni-Cd o Ni-MH, hasta entre 20 y 30 min.

La experiencia con las baterías de Li-Po es tremendamente positiva; han permitido alcanzar una ligereza nunca imaginada a los modelos, que redunda en características de vuelo brillantes y tiempos de vuelo prolongados; requieren los cuidados básicos que se han mencionado, que se resumen en cargarlas a un régimen no superior a 1C y no superar la corriente máxima de descarga ni apurar la descarga más de lo recomendado; son una inversión algo costosa, pero que puede dar muchas satisfacciones a largo plazo si se las cuida como es debido.

LiPo – Batería de Polímero de Litio

La batería de polímero de iones de litio, son pilas recargables (células de secundaria), compuestas generalmente de varias células secundarias idénticas en paralelo para aumentar la capacidad de la corriente de descarga, y están a menudo disponibles en serie de "packs" para aumentar el voltaje total disponible.

Estas baterías tienen una densidad de energía de entre 5 y 12 veces las de Ni-Cd ó Ni-MH, a igualdad de peso. A igualdad de capacidad, las baterías de Li-Po son, típicamente, cuatro veces más ligeras que las de Ni-Cd de la misma capacidad. 

Batería de Polímero de Litio

Un elemento de Li-Po tiene un voltaje nominal, cargado, de 3.7 V. Nunca se debe descargar una batería por debajo de 3.0 V por elemento; nunca se la debe cargar más allá de 4.3 V por elemento. Los elementos de Li-Po se pueden agrupar en serie (S), para aumentar el voltaje total, o en paralelo (P), para aumentar la capacidad total. Bajo ningún concepto se deberán cargar con cargadores diseñados para Ni-Cd o Ni-MH. No sólo eso; nunca se deberán descargar tan profundamente cómo es posible hacerlo con las de Ni-Cd o Ni-MH, bajo riesgo de deteriorar su capacidad de carga irreversiblemente. Por ello, deberán usarse, en modelos eléctricos, controladores de velocidad especiales para Li-Po, que cortan la corriente por debajo de determinado voltaje crítico. 

La gran desventaja de estas baterías es que requieren un trato mucho más delicado, bajo riesgo de deteriorarlas irreversiblemente o, incluso, llegar a producir su ignición o explosión. En general, precisan una carga mucho más lenta que las de NiCD.

Aceptar

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para una mejor experiencia, así como fines de analítica y publicidad. Si continua navegando acepta su uso. Más Información